La higiene de los ojos

Vé al principio: Mejora tu visión. 

“La higiene ocular, como cualquier otro tejido del cuerpo, está basado en los requerimientos de la nutrición y la eliminación. Ambos dependen de la libre circulación de la sangre y el líquido linfático, lo cual puede ser magnificado de varias maneras:

  • Respira de forma libre y natural. Los que se esfuerzan a ver, a menudo mantienen una actitud de concentración tensa. Esto roba oxígeno a los ojos, haciendo que el ver sea más difícil.
  • Parpadea libremente y a menudo. Ligeros y rápidos parpadeos y “grandes parpadeos apretados” humedecen y limpian los ojos, descánsalos de la luz y sé capaz de que los ojos se relajen, cambien y se vuelvan más móviles.
  • Moja los ojos con agua (manteniendo los ojos cerrados) para estimular la circulación de la sangre. Alterna grupos de mojar con agua caliente y después con fría. Hay que advertir, no obstante, que para pacientes con enfermedad o cuya visión esté muy deteriorada, sería mejor bañar los ojos (ojos cerrados) suavemente con una esponja.
  • Saltando con suavidad (en un pequeño trampolín), o un ejercicio suave similar, es bueno para estimular el drenage linfático, ayudando a remover toxinas.”
Próximamente: El palmeo – descanso y relajación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: