Agudeza visual (Acuity)

Vé al principio: Mejora tu visión

“Para poder conseguir que la visión borrosa se aclare, debemos hacer el mejor uso posible de la retroalimentación (feedback) entre el ojo y el cerebro. En la visión deficiente crónica, la presencia de la visión borrosa estimula reacciones contraproducentes que reducen el feedback bien mediante el forzar para ver mejor o bien dándose por vencido/desconectando.

Mejorar la agudeza visual requiere encontrar el “ecuador” entre estos dos polos y aprendiendo a mantener la atención conjuntamente con un estado relajado. El truco es aprender a interpretar “el borrón” como un objeto interesante por derecho propio y prestar atención a su comportamiento. Cualquier objeto en el rango de visión puede dar potencialmente una buena retroalimentación, pero algunos dan más que otros y el Dr. Bates se dió cuenta que la mejor herramienta de retroalimentación era el “Snellen test card”.

Tan precisa es la retroalimentación de este gráfico que puede convertirse en un mal empleado y poderoso estímulo. Cualquiera que haya visitado un óptico, se acordará de la ansiedad y esfuerzo al leer la “última línea”, combinado con la preocupación por el estado de su visión y el deseo de complacer, de “aprobar” el exámen. El primer paso en el progreso, sería reconocer esta reacción por lo que es y aprender a controlarla, a inhibirla. Por eso el concepto de aceptación es tan importante.

He encontrado una forma muy útil de expandir el rango de acción del gráfico mediante la adicción de cartas coloreadas, una carta con un tipo de letra más pequeña y una carta para leer de cerca. Los colores no requieren ningún esfuerzo para verlos y las letras pequeñas en la carta más pequeña hacen que el esfuerzo de verlas sea evidentemente futil, incluso hasta para el más cabezota, además de enfatizar la diferencia importante entre visible y legible. Demasiados alumnos dicen “No puedo ver nada” cuando lo que realmente quieren decir es “No puedo leer nada”.

El movimiento es importante. Practicando un giro con el gráfico a la vista producirá a menudo como resultado que la retroalimentación de los ojos se ponga en marcha. Cuando los ojos están trabajando razonablemente bien, los cambios (shifts) naturales empiezan a operar; mirando firmemente pero de forma cómoda a una pequeña letra veremos como vibra o palpita y se vuelve más clara a medida que hace esto. Un borrón en movimiento es siempre más interesante que uno estático y siempre recomiendo dar prioridad de atención al aspecto del movimiento. Esto crea una situación en la cual la claridad puede desarrollarse mientras que los intentos directos para alcanzar la claridad son contraproducentes.

Trabajar alternando los ojos es muy importante. Disociando los ojos (por ejemplo mediante un parche) siempre aumenta la tensión al principio, reduciendo la visión y amenazando con inducir un círculo vicioso. Aprender a reconocer y a tratar con esto lleva a una gran mejora cuando luego se usan los ojos conjuntamente.

La aceptación no quiere decir fatalismo con respecto al estado de la vista, el tener que vivir con ello. Al contrario, significa entrar en la experiencia del presente actívamente, la única manera a través de la cual podemos conseguir un cambio. Una vez el gráfico es visto con esta actitud atenta y de aceptación, sin preocupación o esfuerzo, podrá empezar a hacer su trabajo. Simplemente dándonos cuenta que en ciertos momentos se vé más cláramente que en otros, uno se da cuenta del proceso de aprendizaje y lo alienta. Si la visión se vuelve especialmente clara como resultado de una práctica particular, sea mediante el palmeo o los giros, entonces el nexo es establecido subconscientemente además de conscientemente entre las sensaciones de relajación y movimiento y la experiencia de una visión más clara. Todo tipo de estrategias puede ser utilizadas al mirar al gráfico con contínuo interés a la vez que evitando la tensión: diferentes maneras de secuenciar las letras, diferentes patrones de respiración o de apertura de los ojos, combinación con giros, con cambios en la distancia… La lista es interminable y la creatividad del profesor entra en juego a la hora de ayudar a su alumno a encontrar el correcto equilibrio.

Sin importar la técnica usada, ciertos factores siempre entran en juego:

  • Distancia
  • Neutralidad
  • Iluminación
  • Memoria e imaginación “
Próximamente: Los factores en la práctica de una técnica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: